¿Qué es una lente progresiva?

¿Qué son las lentes progresivas?

Las lentes progresivas son la mejor solución para la presbicia o vista cansada, un error refractivo que aparece en torno a los 45 años y que se debe a pérdida de flexibilidad y transparencia del cristalino, una lente natural del ojo, responsable de llevar a cabo el enfoque en el plano cercano.

Son las lentes más evolucionadas del mercado, y permiten a los présbitas una visión correcta a todas las distancias (en el plano lejano, medio y cercano), con una transición suave de una a otra, sin “saltos” entre ellas. Esta característica técnica implica una característica estética: al no tener “cortes” que delimitan los campos de visión, las lentes progresivas dan un aspecto natural a los ojos.

gafas-progresivas-varilux-1024x567Las lentes progresivas están realizadas de acuerdo a la forma natural de mirar de las personas; por eso, su parte superior está ideada para permitir una visión óptima en el plano lejano, la intermedia para ofrecer buena visión en la zona media y la inferior para proporcionar nitidez en el plano cercano.

Mitos de las lentes progresivas

  • Es falso que es difícil adaptarse a ellas: las lentes progresivas se han desarrollado tanto que prácticamente el 100% de los usuarios se adaptan a ellas de forma inmediata. Su forma de mirar es tan natural que muchos afirman que, cuando las usan, no tienen la impresión de estar llevando gafas.

  • Es falso que causan mareos: Las lentes progresivas permiten una visión natural pasando de forma progresiva del plano de lejos, al intermedio y al de cerca, por lo que no causan mareos. Los mareos de la adaptación a las progresivas muchas veces estaban ocasionados por el “efecto balanceo”, una sensación de descoordinación de enfoque entre lo que se ve y los movimientos de ojos o de cabeza. Las lentes progresivas de última generación han acabado con este “efecto balanceo” y mejorado la adaptación.

  • Es falso que no se puede ver por los lados: las lentes progresivas de antes ofrecían una visión borrosa por los lados. Los retallados digitales con los que se realizan las lentes progresivas actuales proporcionan campos de visión muy amplios a todas las distancias.

  • Es falso que ofrecen una visión distorsionada: las nuevas lentes progresivas de última generación casi no producen aberraciones ni distorsiones en los laterales y, tampoco ante los movimientos de cabeza del usuario.

  • Es falso que sólo pueden usarse para trabajar: Al ofrecer una visión natural a todas las distancias, es posible usarlas para realizar actividades fuera de la oficina, o practicar deporte; es el présbita quien determina para qué las quiere.

  • Es falso que son iguales que las bifocales: Mientras que en las lentes bifocales hay un salto o corte entre el campo de visión de lejos y el de cerca, y no hay visión intermedia, en las progresivas se tienen en cuenta los tres campos de visión y el paso de uno a otro se produce de manera gradual (o progresiva). El hecho que no haya cortes entre los diferentes planos de visión hace, además, que las lentes progresivas sean mucho más estéticas que las bifocales.


Tipos de progresivos. ¿Cuál es el mejor?

El mejor será el más adecuado para cada caso y uso porque no es lo mismo una persona que sólo las va a usar 1 hora al día para ver el periódico, que otra que tiene unas exigencias visuales muy grandes y las necesita llevar todo el día puestas. Partir de una graduación actualizada y precisa es fundamental.

Personalizados

  • Lentes progresivas para los usuarios présbitas que desean el máximo grado de calidad y comfort en su visión. Se diseñan a medida para cada graduación y cada montura al mismo tiempo que se tiene muy en cuenta la forma de mover los ojos de cada persona (huella visual).

  • Es necesario tomar unas medidas muy precisas. Garantizan el mayor campo posible de visión para cada distancia y requieren una alta cualificación profesional en la toma de medidas, así como instrumentos específicamente diseñados para ello.

  • Son ideales para personas con exigencias visuales altas y que las necesitan utilizar muchas horas al día.

Semipersonalizados

  • Son lentes progresivas de última generación en las que también se diseñan unas lentes a medida teniendo en cuenta tanto la montura como la graduación.

  • Son parecidos a los personalizados pero no se incluye el dato de la huella visual en el cálculo del diseño de las lentes. Tienen un campo de visión útil amplio aunque algo menor que los personalizados.

  • Requieren una alta cualificación profesional en la toma de medidas para aprovechar todas sus ventajas  y son ideales para personas con exigencias visuales altas y que las necesitan utilizar muchas horas al día.

Gama media

Son lentes de última generación de una calidad  muy buena pero que no permiten un diseño personalizado a cada usuario. Funcionan muy bien y no precisan de una toma de medidas tan complicada. Son perfectamente válidos para un uso no intensivo o en caso de que tengas un presupuesto más ajustado.

Gama baja

  • Son progresivos baratos con un precio bajo y de diseños no tan modernos pero que permiten una calidad de visión aceptable. No es la lente ideal pero si por precio no puedes llegar a uno de mayor calidad es una alternativa mejor que las gafas monofocales.

  • Mi recomendación es que siempre los compres con  tratamiento antirreflejante.

Ocupacionales

  •  Son lentes específicas para su uso en determinadas circunstancias y no valen para todas las distancias. Generalmente están pensados para un uso en un entorno de oficina y tienen un campo de cerca y zona intermedia muy grandes pero no llevan zona de lejos.

  • Permiten ver cómodamente un ordenador y leer pero si quieres ver a distancia tendrás que  quitarlas. Son una buena alternativa pero no te dan tanta libertad como el progresivo normal.